domingo, 20 de marzo de 2011

Es muy moderno afeitarse con brocha


Hay infinidad de productos en el mercado para agilizar el afeitado. Su única virtud es esa, la rapidez, ya que castigan mucho más la piel que el afeitado clásico, el de brocha, maquinilla y jabón.

El jabón Raso es muy propio para el afeitado. Está hecho con aceite de oliva, que mantiene la humedad natural de la piel, y con aceite de palma, que hace una espuma emoliente y densa que ablanda la barba y hace que la cuchilla se deslice sin problemas. También lleva arcilla blanca, para regenerar y calmar la piel, y aceite esencial de vetiver. Originario de la India meridional y de Sri Lanka, el vetiver se conoce como " el aceite de la tranquilidad" ya que es sedante del sistema nervioso. Además es tónico, estimulante de la circulación y buenísimo para el acné y la seborrea.


Dejo una serie de instrucciones/consejos para los que no estén familiarizados con este tipo de afeitado:

1. Moje la brocha y haga con ella movimientos circulares en la pastilla de jabón.
2. Enjabone la barba con la brocha para levantar el pelo y mantenerlo erguido.
3. Empiece su afeitado por las mejillas. Deslice la cuchilla suavemente ejerciendo cierta presión con un ángulo de 30º respecto a la piel. La dirección siempre es "a favor del pelo".
4. Acabe con el afeitado del cuello. Ayúdese con la otra mano para tensar la piel, así evitará pequeños cortes.
5. Enjuague la brocha bajo el chorro de agua para evitar residuos de jabón. Nunca retuerza las cerdas, es mejor sacudir.
6. Cuelgue la brocha con las cerdas hacia abajo. No la guarde hasta que no esté completamente seca.

* Las maquinillas de hoja múltiple desgastan más la piel.
* Las mejores brochas son las de pelo de tejón plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada