jueves, 6 de diciembre de 2012

Rudo y cursi

Os presento un jabón muy guay para cuidar las manos en invierno:


Y os cuento: Es un jabón rústico de chocolate con leche hecho con cacao en polvo, manteca de cacao, aceite de oliva, aceite de coco, leche de cabra y una pizca de aroma alimentario de chocolate. 

El cacao es un poderoso antioxidante (el masaje con chocolate líquido ya es un clásico en los centros de estética), por tanto va muy bien para prevenir el envejecimiento de la piel de las manos. Sobre la leche de cabra... ¡qué os voy a contar que no sepáis! (Si queréis recordar ¡clic!)

Se puede usar para la ducha, pero lo he concebido como un jabón de manos de calidad, más económico gracias a que no lleva aceites esenciales y viene presentado en un sencillo sobre de papel kraft cerrado con cuerda de pita. 

Lo suyo sería acompañarlo con una crema de manos... Yo me he hecho una con aceite esenciales de naranja y jengibre, que huele genial y proporciona efecto calor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada